viernes, 3 de julio de 2015

Curar lo que nos fascina.

 
Qué difícil se presenta la última actividad del curso. En este caso intentamos aprender a curar contenidos, y seleccionar los más interesantes para compartir. Y como decía una compañera de curso hace poco, la sola idea de considerarse experto en una materia" y por tanto capaz de diferenciar el material que realmente vale la pena compartir, es la que deja a cualquiera temblando.

Resultaría muy pretencioso pensar que soy experta en la materia que me dispongo a compartir. No considero que tenga la más mínima autoridad para hablar al respecto. Pero tampoco creo que haya muchos que la tengan. Por su complejidad, y por la multiplicidad de visiones subjetivas del tema.

La cuestión es que, como integrante de una minoría religiosa en mi entorno, que he elegido por voluntad propia después de mantener varias ideologías durante varias épocas de mi vida, que han incluido desde la religión heredada de mi entorno, el agnosticismo o incluso el ateísmo radical, me he dado cuenta de cómo nos cuesta admitir y respetar las creencias ajenas. De hecho, mi propia familia tiembla ante mi opción, sin tener ni idea de lo que es aquello en lo que creo, y me limito a declararme agnóstica ante cualquiera que me pregunte, para evitar los prejuicios y las barbaridades que imaginan que sostengo por su propia incultura en este aspecto.

Personalmente, creo que tanto por desconocimiento, como por el rechazo que nos es inducido por las políticas agresivas de comunicación que promueve la vocación de universalidad de la mayoría de las denominadas "grandes religiones". El mundo es cada vez más pequeño, gracias a la mejora de nuestros medios de comunicación, y nuestra convivencia tendrá que ser cada vez mayor.

Creo que nos falta cultura en ese aspecto. Sólo el conocimiento puede llevar al respeto, y por lo tanto a la convivencia pacífica. Por eso intento aprender cada día un poco más las distintas corrientes de pensamiento con las que deberíamos convivir de forma natural en el mundo, e intento presentarlas desde un punto de vista laico (estoy traduciendo un vídeo muy interesante sobre las diferentes concepciones de este término, que me parece básico para entender mi postura), inclusivo, y desde el mayor respeto. Lejos de intentos evangelizadores, y partiendo de mi rechazo de cualquier material en el que se sostenga que una opción es más válida o mejor que otra.

Y como toda aprendiz, asumo el riesgo de cometer errores. Nada más lejos de mi intención que el ofender a nadie por ello. De modo que, si así fuera, agradeceré que antes de sentirse ofendido por cualquier información errónea me lo haga saber para poder subsanar el error lo antes posible.

Espero que encontréis en esta recopilación algún material de vuestro interés, aunque sólo sea para haceros pensar en la gran cantidad de opciones personales que podéis tener alrededor sin ni siquiera ser conscientes, y si consigo pulverizar algún que otro perjuicio, habrá valido la pena la tarea.

Y para quien me quiera visitar en ScoopIt, ésta es mi cuenta: http://www.scoop.it/t/espiritualidad-1



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Son bienvenidos vuestros comentarios, críticas, peticiones, piropos... :-P

 

Páginas vistas en total

¿Por qué?

Por algún sitio había que empezar. En este espacio doy mis primeros pasos en la aventura de aprender a comunicarme con el mundo a través de un blog. Resulta apasionante, porque es una tarea que llevaba tiempo aplazando, buscando excusas de todo tipo para autojustificar no dedicar un tiempo a explorar todo lo que puede dar de sí este medio. Pero como alguien dijo alguna vez, nunca es tarde si la dicha es buena.

El marco

Este blog nace de la necesidad de poner en práctica los conocimientos que vaya adquiriendo durante la realización del MOOC Encontrando tesoros en la red de la plataforma MIRIADAX, y espero pueda albergar el esquema básico que surja del mismo.